El famoso viñetista canario cuenta cómo ha sido su trayectoria retratando la realidad política de las Islas durante 25 años y da su visión crítica sobre cómo ha impactado en su oficio la llegada de la pandemia. Esta es la tercera entrevista en exclusiva a autores canarios encuadrada en las numerosas actividades virtuales del Salón Internacional del Cómic y la Ilustración de Tenerife, y que estará disponible en la página web hasta el 29 de noviembre.

Padylla

Si algo caracteriza las cabeceras de La Provincia y El Día son las caricaturas políticas de José Luis Padylla, conocido simplemente como Padylla en el mundo de la ilustración. Confiesa en esta entrevista concedida para la XVII Edición de Santa Cruz Cómic que desde muy niño sintió predilección por entretener su imaginación con lápices y papeles en lugar de la bicicleta o el deporte. Hoy en día, su obra forma parte de la marca personal de la prensa en papel canaria, y todo empezó con la apertura de La Gaceta de Las Palmas en su etapa de estudiante en Ingeniería Industrial. Durante todo estos años, Padylla se ha caracterizado por hacer una mordaz crítica política y, como el mismo confiesa, si su obra le gusta a nuestros representantes públicos «hay algo que no está haciendo bien».

“Un verano, en vez de estudiar para septiembre, me dediqué a hacer buen conjunto de viñetas, en la época del GAL, Felipe González…”, cuenta Padylla. “Hice una sobre Soria, que era alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, y lo ponía como una fotocopia de Aznar, allá en 1995”. Unos amigos de la familia lo animaron a presentar su trabajo en el nuevo periódico y el resto es historia. “Tuvo mucho éxito desde el principio y yo encontré mi filón sobre temas regionales para basar mis viñetas”, comenta.

El proceso creativo no es fácil, y la parte que consume menos tiempo para el artista es el propio dibujo. Lo más complicado es escoger el tema de actualidad que quiere tratar y el enfoque con el toque de humor concreto que quiere transmitir. Pero “lo que es bueno para la viñeta, no es bueno para Canarias”, puntualiza Padylla. “Cuando un personaje sale mucho en la viñeta es porque posiblemente en algo han metido la pata”, y recuerda entre risas todo el juego que le dio la época de Paulino Rivero.

Una de las funciones de sus viñetas es la crítica social y política, y cuando incomoda a un personaje concreto responsable de estas esferas, el artista destaca el silencio que recibe por su parte. “En cambio, si mi trabajo se mete con la oposición, sí recibo algún comentario positivo de determinado político por redes”. Para él siempre es preferible que no le digan nada para no sentir ningún tipo de presión, puesto que su último cometido es denunciar lo que se hace mal.

Un superhéroe del dibujo

“Por la mañana me llaman José Luis y por la tarde soy Padylla” ríe el artista, y resalta la rigurosa separación que mantiene de su faceta como funcionario y como ilustrador. Pero en vez de proteger a los suyos con una identidad secreta, en su proceso creativo su familia tiene un papel bastante importante. Su mujer es la prueba por la que cada viñeta debe pasar para tener la certeza de que el mensaje se transite correctamente, incluso si no sabe demasiado del tema en cuestión.

“Yo lo primero que hago es consultar mucha noticia, los temas de opinión y las redes sociales, que me sirven para saber cuáles son los temas candentes y preocupantes”, cuenta el invitado en referencia a su fuente de ideas. “Hay personas que están muy desvinculadas de la actualidad o siguen la política de las Islas por mi viñeta”, cosa que le parece un error a la hora de estar completamente informado.

La creación de la tira empieza por la tarde, cuando ya ha repasado todas las noticias del día y tiene un mapa mental de la actualidad de las islas. “Suelo tardar entre dos y tres horas. Padylla admite que en sus inicios, el resultado era una viñeta puramente política, “pero con la madurez me he dado cuenta que no se puede dar la espalda a lo que son los temas sociales de Canarias, y cuando tomo un tema de este tipo candente en redes sociales, tiene mucho éxito porque casa con el sentir de la población”.

“El tema de la pandemia es poliédrico”

Sin duda, la Covid-19 ha dejado un montón de situaciones nuevas que sirven de material para las personas que se dedican a hacer humor gráfico, pero es plenamente consciente del drama socio-económico que hay. «Eso forma parte de la realidad y tiene que ser retratada», explica Padylla. «Por supuesto que se denuncia y se habla de lo que viene, pero siempre se utiliza algún elemento para buscar el punto de humor».

El artista rememora que su primera viñeta sobre el coronavirus fue en febrero con la llegada del virus a la Gomera: «Ya uno empezaba a ver que de cinco viñetas, cuatro eran sobre el virus, era un tema importante que se iba reflejando». A partir del confinamiento, Padylla asegura que todas su trabajo ha estado relacionado de alguna u otra manera con este aspecto de la actualidad.

También admite la llegada de una evidente crisis como resultado de la pandemia, sobre todo en Canarias y el peso del turismo en su economía, pero no predice ningún cambio sustancial del comportamiento social. «El mundo cambiará en algunas cuestiones, como la utilización de las nuevas tecnologías, pero no habrá un incremento de la solidaridad como también se creyó en la anterior crisis». Lo que sí pone en duda es la supervivencia de los medios de comunicación, y con ello, resalta el peligro de la estabilidad laboral de muchos viñetistas: «Espero que no porque el humor gráfico siempre es necesario, hace falta reirnos y criticar la situación actual con un poco de sarcasmo».

Un Santa Cruz Cómic adaptado a la nueva normalidad

El XVII Salón Internacional del Cómic y la Ilustración de Tenerife es un evento coorganizado por la Fundación Cine+Cómics y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, incluyendo la Sociedad de Desarrollo y la Concejalía de Cultura, y patrocinado por el Cabildo de Tenerife y Canarias Cultura en Red (Gobierno de Canarias). Tras su inauguración el pasado 6 de noviembre, se extenderá hasta el 29 del mismo mes y sus actividades, que incluyen charlas, debates y masterclass en directo, además de partidas de rol, entrevistas con autores, presentaciones de libros y exposiciones virtuales, entre otras, estarán disponibles en la web (www.santacruzcomic.es) y en las redes del Salón.

Además de la gran subasta de originales que ya se ha puesto en marcha, se ha lanzado el concurso Dibuja tu superhéroe, dirigido a escolares de todos los centros de Canarias y que cuenta con dos categorías: de 6 a 12 y de 13 a 16 años. Los ganadores –un premiado y dos accésits por categoría- serán escogidos por votación popular a través de Facebook y los dibujos podrán enviarse hasta el 26 de noviembre a través de un formulario ya activo en la web del Salón o por medio del correo electrónico concursosuperheroe@santacruzcomic.es. El colegio donde estudien los ganadores de cada categoría recibirán como premio un lote de cómics para seguir acercando el tebeo y la narrativa en imágenes a los centros escolares del Archipiélago.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies